La cerería de Santa Cruz, en la calle de Atocha nº 5 es bastante más antigua de lo que se piensa, tal y como demuestro en mi nuevo libro «El Madrid Olvidado«
Hasta ahora se creía que estaba fundada en 1835, pero esa es únicamente la fecha en que se modernizó el edificio, pues aquí ya se vendían velas desde el Siglo de Oro.
El dato aparece en un manuscrito de la Biblioteca Nacional:
“Libro de los nombres y las calles de Madrid cuyos propietarios pagan incómodas o tercias partes”
En este libro consta que en 1625 ya vendía velas en esta tienda el cerero Juan de La Bastida.
Por lo tanto, es la cerería más antigua de España.
Prácticamente, todas las iglesias del antiguo Madrid tenían una cerería en sus inmediaciones, que solía denominarse con el mismo nombre de la iglesia de referencia.
Esta cerería de Santa Cruz abastecía de velas a la antigua iglesia situada en la Plaza de Santa Cruz (luego se trasladó a la calle Atocha).
Durante mucho tiempo se fabricaron aquí las velas y cirios de cera virgen.
Hoy solamente se venden, ya que se fabrican en otro local.
Los dueños, Encarnita y Manuel, aún se encargan de un negocio que les traspasaron los anteriores dueños y al que han dedicado su vida.
A diferencia de otras velas que se venden en las tiendas de conveniencia, hechas con derivados del petróleo, aquí los cirios llevan hasta un 60% de cera.
El caso es que hay otras dos cererías en Europa que optan al título de «más antigua del mundo».
Una es “Cire Trudon”, manufactura de cera que proveía a la corte de Luis XIV,
y que fue fundada en París en 1643.
La otra es “Rathbornes Candles” fundada en 1488 (siglo XV) en Dublín (Irlanda), aunque en 1620 cambió de emplazamiento y se instaló en otra calle de esa ciudad.
Nuestra cerería de Santa Cruz aparece por primera vez en un documento en 1625, pero podría ser más antigua.
Hay que tener en cuenta que la iglesia de Santa Cruz se creó en el siglo XIV, y tal vez algún día aparezca algún dato que confirme lo que es más que probable: que la iglesia debió de tener una cerería próxima desde sus primeros tiempos.
De momento vamos a lo probado:
La iglesia de Santa Cruz es la más antigua de España y la segunda más antigua del mundo.
Fotos color: Carlos Osorio.