En la calle de Carretas, a la altura del nº 12, se abre un pasaje comercial que va a salir a la calle de La Paz, muy cerca del teatro Albéniz. Este pasaje, que a muchos les pasa inadvertido, es un vestigio de las calles gremiales de otro tiempo. Todo él estaba lleno de relojeros hasta hace poco, pero la crisis de los relojes ha hecho que apenas queden media docena de estas casas donde venden composturas y herramientas para relojeros (como esa curiosa “lavadora ultrasonido”) En la segunda imagen vemos un antiguo anuncio procedente de una relojería desaparecida, y al fondo un relojero trabajando. El pasaje conserva el suelo original de terrazo in situ. El dato más antiguo que he encontrado es un anuncio publicado en el ABC en 1947, por lo que debe ser de esa época.

Fotos: C. Osorio.