Dos edificios regionalistas de José Carnicero en la parte alta de la calle Conde Duque. Construidos en 1920-1924. Carnicero era un enamorado de la ornamentación arquitectónica, y por eso me resulta muy simpático, precisamente porque la ornamentación está proscrita en la arquitectura actual, y a mi me gusta llevar la contraria. ¿A tí te parecen bellos? Yo creo que eso es lo que importa.
Foto (c) C. Osorio.