Eduardo Alfonso fue uno de los primeros médicos naturistas madrileños. Nació en la calle Arenal nº 26, donde una placa de bronce le recuerda. Dedicó su vida al servicio de la sociedad y a la salud de sus conciudadanos. En tiempos en que toda actividad política estaba prohibida, Alfonso fue humanista, masón, teósofo y naturista.

Junto a Roso de Luna, fundó en el Café Gijón la Escuela de Iniciación a la Filosofía. La finalidad de esta escuela era relacionar las ciencias, la filosofía y las artes con la salud, la cultura y el progreso moral.

El doctor Alfonso fue alumno del premio Nobel Santiago Ramón y Cajal. En los años treinta fue presidente de la Federación Naturista Madrileña. Creó la Casa del Filósofo en Manzanares el Real, que fue suprimida por el régimen de Franco. Franco lo encarceló durante varios años y finalmente logró exiliarse en Puerto Rico donde ejerció largos años. Murió en Madrid en 1991.