Debió de ser guapa, alta, y con mucho poderío. Debió de ser una excepción, una mujer con mucho poder, en una cultura donde mandaban los hombres. Llevaba al cuello collares de cuentas de vidrio y láminas de oro. La Gran Dama de Oro, como la han bautizado, fue seguramente la jefa de Parla. Vivió en una ciudad prehistórica del tercer milenio antes de Cristo, en el término de Humanejos, junto a Parla. Allí siguen excavando una ciudad formada por unas dos mil construcciones. Investigan para que conozcamos más y mejor la historia de la Gran Dama de Oro.

La ciudad donde vivió la dama pertenecía a la Cultura Campaniforme, una cultura que tuvo un gran desarrollo al sur de Madrid. Esta cultura de la Edad del Cobre se distinguía por un tipo de cerámica llamado campaniforme. Fue la primera vez que una cultura ibérica se expandió por Europa, y no fue por migraciones ni por invasiones, sino porque otros pueblos quedaron fascinados por esta cultura y adoptaron sus costumbres.