El edificio de Gran Vía 58 es obra del Arquitecto: Luis López López. Fue construido en 1927,
destinándose a viviendas y oficinas, en la esquina con San Bernardo. Tuvo durante cuatro décadas un curioso anuncio luminoso de una bebida tónica (en la foto).
En sus bajos se hallaba la perfumería Edouard, de 1950, uno de los comercios más elegantes y mejor decorados de este maltratado tramo de la Gran Vía.

Foto: Carlos Osorio