No sólo florecen los almendros, también a Penélope le ha florecido un óscar en la sonrisa. Enhorabuena, madrileña bonita y encantadora!