Lo que más me gusta, cuando voy a la cadena SER, es admirar las vistas desde la azotea del edificio.

Los tejados del barrio de Maravillas son, como su propio nombre indica, maravillosos.

Me imagino las casas rellenas de gente cocinando, barriendo, cantando, tecleando el ordenador…

Y yo, simplemente, vuelo…
Fotos: Carlos Osorio.