Gran Vía, 32. Edificio construido por los arquitectos Teodoro de Anasagasti y Maximiliano Jacobson en 1922. Se hizo para los grandes almacenes Madrid-París, uno de los primeros grandes almacenes de Madrid. Había zonas de venta distribuidas por pisos en torno a un patio central cubierto.  Contaba con dos cúpulas laterales que servían como depósitos de agua y una gran cúpula central de 30 metros de diámetro que iluminaba el patio central en torno al cual se situaban laos puntos de venta. Los almacenes Madrid-París fracasaron a los pocos años, quizás por su planteamiento elitista, y en 1934 el edificio fue reformado, construyéndose tres plantas más y un cine, el Imperial. Se eliminaron las graciosas cúpulas que lo flanqueaban y se colocó una estatua del ave Fénix. Se instalaron entonces los almacenes SEPU (Sociedad española de precios únicos) con un sistema de ventas de precios fijos y accesibles a todos los bolsillos. Sistema que imitaba el que se inició en 1879 en Nueva York por el empresario Woolworth. SEPU permaneció hasta el 2002.
Actualmente alberga el centro comercial Primark.
En la planta superior se halla la emisora Radio Madrid.

 

Fotos color: Carlos Osorio.