En lugar de mirarnos el ombligo en cada región, podemos mirar esta gran bola en la que viajamos juntos por el espacio, la Tierra, y entender que hace falta una ONU que este por encima de los vetos, un gobierno mundial que pare el cambio del clima, el hambre y las guerras. Es vital para nuestro futuro.