Este árbol tan flamenco aque asoma tras la tapia del jardín, en la Casita del Príncipe, en El Pardo, es una sofora llorona. Esta variedad de acacia tiene por nombre científico “Sofora japónica pendula”. Pese al nombre no procede de Japón, , sino de China. Llegó a París en 1857 y luego pasó a España. Sus ramas, que reconocerás porque son las que aparecen en los dibujos y lacas de la antigua china, se retuercen como si bailasen sevillanas creando un efecto de gran belleza y mejor ritmo. Sus hojas caen como las del sauce, semejando lágrimas, por lo que se le llama llorona.

Foto: Carlos Osorio