Al pasar por el número 48 de la calle San Bernardo, el caminante se sorprende con el aspecto de este edificio tapiado que posteriormente ha sido derribado sin contemplaciones.
Investigando, averiguamos que se trata de un edificio histórico muy significativo: aquí estuvo la Junta Superior de Artillería en la que tenía su despacho el capitán Velarde.
De aquí salió Velarde el 2 de Mayo de 1808 para plantar cara junto con un pequeño grupo de militares y un centenar de vecinos de Maravillas al poderoso ejército de Napoleón.
Era una casa del siglo XVIII, de una época en que todavía no estaban alineadas las casas de estas calles (el edificio sobresale en la acera). Una casa histórica que no ha tenido mucha suerte. Durante años estuvo ocupada por la librería Fuentetaja. Se hizo una obra de rehabilitación en la que el edificio empezó a parecerse cada vez más a un chalé adosado. Las autoridades culturales mandaron parar la obra. Luego llegó la crisis, la empresa se fue al garete y después se fue el edificio.
Foto: Carlos Osorio.