Aquí van algunos refranes sobre la climatología madrileña. Vienen de siglos pasados, cuando no existía el cambio climático, pero algunos tópicos permanecen inalterables.

-«Aire madrileño, aire llovedor»

-«Madrid: nueve meses de invierno y tres de infierno»

-«¡Caray con los madrileños que al frío le llaman fresco!»

-«El aire de Madrid mata a un hombre y no apaga un candil»