Los que venimos del siglo pasado recordamos una tienda de zapatos que tuvo bastante fama en Madrid. En concreto, me acuerdo de la tienda de la Gran Vía esquina a Callao.
Al margen de que eran unos zapatos razonablemente buenos fabricados en nuestro país, en Castellón, Segarra tuvo una línea publicitaria muy simpática como muestran estos anuncios.
“Nuevo manantial de economía” una frase para la antología de la publicidad.

O estas manos tan misteriosas como dispuestas.

Y qué decir de este vale para limpiarse gratis los zapatos.

“Toda persona elegante, práctica y bien administrada usa calzados Segarra”

Y como regalo, llévese una baraja española, aunque le lleve un rato saber de qué palo es cada carta.