El palacio de Talara y Miranda, en la calle de la Luna nº 15, fue construido por el arquitecto Manuel Machuca a principios del siglo XVIII. Es un edificio neoclásico sobrio y elegante. En los terribles años setenta, en plena fiebre de destrucción del patrimonio histórico, comenzó a ser derribado, perdiéndose todo su interior. Afortunadamente, una pequeña asociación de defensa de nuestro patrimonio (ADELPHA) dio la voz de alarma y se suspendió el derribo cuando ya estaban acabando con la fachada, como podéis ver en la foto inferior.
La fachada fue reconstruida y en el interior se hicieron pisos y apartamentos.
Vista del recibidor.
Fotos color: Carlos Osorio.