LA NOCHE FRÍA Y SERENA DE LA CALLE DE CARRANZA
Carranza es una levita
azul con botones blancos.
Delante de los estancos
el rojo y gualda tirita.
La escarchada se confita
sobre los desiertos bancos.
Azul con botones blancos,
Carranza es una levita.
Se han retirado los onces
a la cama, pero entonces
pasa renqueando una A
que mira con aire fosco
al lunático del kiosco
que ha tiempo roncando está.
Tose, expectora y se va.”
Dámaso Alonso
Poemas de Madrid.