En el año 2012 se realizó en El Rastro una acción artística y sociológica muy interesante. El edificio que hace esquina entre la calle Embajadores y la plaza de Cascorro se decoró con fotografías de Antonio Arcaro. las fotos representan a vecinos de diversas edades, condiciones y procedencias, todos residentes en la zona.
Con esta exposición llamada «manolas y manolos» el fotógrafo quiso homenajear al barrio de Embajadores, en el cual reside.
El paseante siente una alegre impresión al conocer así, asomados a los balcones, como quien dice, a los vecinos y las vecinas del barrio.