Inauguración del aeropuerto de Madrid-Barajas en 1931
El aeropuerto de Madrid-Barajas comenzó a funcionar el 22 de Abril de 1931, ocupando una superficie de más de 300 hectáreas junto al pueblo de Barajas.
Su creación venía justificada por el aumento progresivo del tráfico aéreo y la insuficiencia de los aeródromos de Getafe, Alcalá y Carabanchel.
Las primeras pistas eran de hierba.

La única terminal tenía capacidad para acoger a 30.000 viajeros al año.

El diseño de las instalaciones corrió a cargo de Luis Gutiérrez Soto, uno de los grandes arquitectos españoles del siglo XX.

 Gutiérrez Soto supo combinar racionalismo y belleza logrando unos resultados pocas veces conseguidos y dolorosamente desaparecidos.

En sus primeras décadas de uso, Barajas fue uno de los lugares favoritos de los madrileños para ir a ver despegar y aterrizar los aviones. Eran tiempos en que se podía ir a recibir a los pasajeros a pie de avión.
Al principio no eran muchos ni muy grandes los aviones que dormían en el hangar del aeródromo.

Tampoco trabajaba allí una cantidad de personal excesiva.

El bar-restaurante del aeropuerto fue todo un hito en diseño moderno.
Tenía pinta de ser un buen lugar para comer, cosa que lamentablemente nunca más volvió a suceder.
Bibliografía e imágenes:
Historia de los Aeropuertos de Madrid. Luis Utrilla
Urbancidades, blog de Enrique Fidel
Fotos enviadas por José Luis Alonso
Aena
Wikipedia
Nicolás 1056
Scribd.com