Los fraileros: Climatización natural

Las contraventanas plegables de los balcones, generalmente realizadas en madera, se llaman fraileros. Este sistema permite graduar el nivel de aire que entra en la casa. En las jornadas de verano, los fraileros se cierran, impidiendo la insolación de la casa en las horas de calor. Una varilla permite abrir más o menos las lamas de los fraileros graduando la intensidad de la luz. Durante las noches cálidas, los fraileros se cierran por dentro, dejando abiertas las ventanas, y se abren las ventanas del otro extremo de la casa, lo que origina una tenue corriente de aire que refresca el interior. Así han soportado los madrileños muchas noches de verano sin necesidad de aires acondicionados poco sostenibles. Además, al cerrarse por dentro, son una buena medida de seguridad. Vale la pena recordar su existencia, ya que la arquitectura actual se ha olvidado de ellos.
Foto: C. Osorio