Ha sido una suerte contar con un fotógrafo de la categoría de Álvaro Benítez. Álvaro no es de los que llegan corriendo, hacen las fotos y se piran urgentemente a cobrar. Él sabe esperar al mejor momento para cada foto. Espera al día en que llueve para fotografiar la tienda de paraguas, o aguarda pacientemente a la noche para sacar los reflejos sobre la acera, por eso cada una de las más de doscientas fotos del libro: “Tiendas de Madrid” es una imagen que se puede disfrutar durante un buen rato, porque hay muchos matices y mucha profesión detrás de la cámara.
A lo largo de los tres años que ha llevado la creación del libro nos llamábamos con frecuencia: “¡Oye, he visto una tienda acojonante en la calle tal…!” “¿Qué te parece esta foto?” “Tú, a ver si convencemos a esos de que nos dejen hacer fotos dentro de la tienda…” Y es que el trabajo en equipo es mucho más llevadero.
Álvaro es un madrileño nacido en Sevilla, porque los madrileños nacen donde les apetece, que se dedica profesionalmente a la foto, y recientemente también se ha animado a esto de hacer un blog: Madrid Foto-Poesía