La antigua vaquería de la calle de Castelló nº 15, donde se vendía leche recién ordeñada, está hoy repartida entre un ultramarinos y una tienda de decoración.
El ultramarinos mantiene la decoración original, con bonitas molduras en madera al exterior.

Fotos: Carlos Osorio.