La plaza madrileña de Santo Domingo recibe su nombre del antiguo convento fundado en 1218 y destruido en 1869. Junto al convento podemos ver la bonita fuente barroca que engalanaba la plaza.
Al derribar el convento se hizo un jardín público. Es muy curiosa esta foto de principios de siglo por la cantidad de transeúntes que visten con capa y con boina.
En 1912 el jardín se redujo unos pocos metros.
Y en 1959 se destruyó el parque para hacer un aparcamiento.
En los años setenta la plaza comenzó a verse rodeada de grandes edificios de escaso interés arquitectónico y poca adecuación con el entorno.
Y finalmente en 2006 se soterró el parking y se hizo una plaza ajardinada en la superficie.