Esta fabulosa fotografía de mi amigo Álvaro Benítez recoge toda la poesía que a veces podemos encontrar en el Madrid de los Austrias.
¿Ya sabes qué calle es?
Se trata de la calle de San Nicolás