Qué quieres que te diga: ponerle a una lencería el nombre de “El globo” es una genialidad, algo que solo podía pasar en Madrid. Y es que Madrid es mucho Madrid.
El Globo es una antigua y excelente mercería-lencería sita en la calle Alcalá, casi llegando a Manuel Becerra. Uno de esos comercios pequeños donde hay absolutamente de todo, cosa de la que no pueden presumir los hiper y los grandes almacenes.

Foto: C. Osorio.