Da gusto pasear por las calles arboladas de Madrid ahora que las hojas acaban de salir y tienen ese color verde, ácido y luminoso, limpio y transparente, de la hoja recién brotada.

El calor, el polvo y la contaminación les darán un tono verde oscurecido en unas semanas.
Este es un castaño de indias, cuya preciosa flor está compuesta por decenas de pequeñas flores similares a las orquídeas formando unos penachos sensuales, fragantes y asombrosos.
Más: El nombre latino de este castaño: “Aesculus Hippocastanum “hace referencia a los caballos (hippo) que eran alimentados con sus frutos. Las castañas pilongas pueden ser tóxicas para las personas si se toman en demasía.
Foto: C. Osorio