“Cuando el diablo no tiene qué hacer, con el rabo mata moscas” Un dicho popular que me viene a la cabeza al observar a este paisano que practica la pesca en el estanque del Retiro, con un palo y una cuerda de pita a la que hay atado un pedazo de pan. La verdad, he visto modos menos inteligentes de ocupar el ocio, pero de lo que sí estoy seguro es de que debe ser muy relajante esta modalidad de “pesca”.

Foto: C. Osorio.