“El Mesón del verdigo”
Acrílico/tabla
(61×46)
Carlos Osorio.
Quería pintar el arco de Cuchilleros, pero dado el penoso estado en que se encuentra, me apetecía más pintar aquella sensación que me produjo cuando era muy niño, y por eso preferí basarme en unas viejas fotos en blanco y negro para reproducir la magia de este rincón madrileño.