Por el ajedrez de las calles madrileñas corren los peones del Maratón. El alfil negro va ganando la carrera. Hoy la gente se adueña del asfalto y las avenidas se llenan de color, ¡Corre, corre!

Foto: Carlos Osorio.