Con este sorprendente y anonadante nombre de “La Pajera” se anuncia este taller artesano que es de las cosas más curiosas que me he encontrado en mi caminar madrileño. Se lo ha montado un artista muy singular que utiliza materiales reciclados para componer sus interesantes esculturas. Un tipo genial, sin duda. Está en la Calle del Angel nº 8, en La latina, casi esquina a la calle del Aguila.

Fotos: C. Osorio.