Anuncios del siglo XX, del tiempo en que la publicidad se adueñó de nuestras vidas con mensajes que, de puro imaginativos, rayaban en el surrealismo o en la atrocidad.