Anuncios políticamente incorrectos.

Son anuncios de mediados del siglo XX, una época en que la publicidad entraba a saco en las vidas de los sufridos ciudadanos y cualquier mensaje era posible con tal de que aumentaran las ventas.

Cualquier mensaje, sí, incluso una lavadora que convertía en blancos a los niños negros.

“Antes de emprender un viaje, beba una copa de coñac”

No nos parece la mejor de las ideas.

La publicidad parecía estar al servicio del vicio y la perdición.

Asmáticos que se curan fumando…quién da más?

Deportistas que se entrenan a base llenar los pulmones de humo con cigarrillos extra-largos.

Y mamás iniciando a sus niños en la bebida. Decididamente, eran otros tiempos en que no existía la corrección política, ni el autocontrol publicitario, ni el sentido común.