El Pirulí desde el parque de la Fuente del Berro.
 Abajo, una de la fuentes que aprovechan el agua del manantial.
Diversos rincones de un parque que cuenta con árboles centenarios, algunos de ellos catalogados.
Las casetas de los guardas son una belleza.
Fotos: Carlos Osorio.