El Palacio de Cibeles, antes llamado de Comunicaciones por ser la sede de Correos, es una obra maestra de Antonio Palacios, de 1907. La verdad es que la fascinante arquitectura de Antonio Palacios deslumbra al paseante como no logran deslumbrarlo la mayoría de los edificios de nuestra época.
Una parte del edificio lo ocupa el Ayuntamiento de Madrid. Se puede subir a la torre para ver las vistas, que están muy bien, aunque lo más espectacular es el palacio en sí mismo.
La sala de exposiciones resulta un tanto fría y gris, y rara vez tiene exposiciones.
Un rincón muy logrado, en cambio, es la sala de lectura de prensa que hay junto al vestíbulo. Y por último decir que en la cafetería de la planta baja hay menú del día a precios asequibles.

 

Fotos: Carlos Osorio.