En el paseo del Prado podemos contemplar los magníficos bancos creados según el diseño que marcó  Ventura Rodríguez (Madrid 1717-1785)
Hay 14 bancos con forma de exedra, es decir, en semicírculo, que aparte de ser gratos a la vista, favorecen la comunicación al permitir que los usuarios se miren sin necesidad de torcer demasiado la cabeza.

 

Además hay varias decenas de bancos simples con unos bonitos pies y unas superficies rebajadas que los hacen más agradables.
Nada que ver con los tristes pedruscos cuadrados que se han instalado en algunas zonas céntricas para sustituirlos, como ha sido el caso de la plaza de la Independencia.
Fotos: Carlos Osorio