La vieja torrecilla está perpleja.
Con su ojo de buey mira a su alrededor.
¿Qué clase de casas hacen ahora?
¿Nadie quiere tener torres bonitas como yo?