La duquesa de Osuna. Goya.
...

La duquesa de Osuna, creadora del Capricho, en la Alameda de Osuna, fue una de las mujeres más carismáticas de la historia de nuestro país.
María Josefa de la Soledad Alonso Pimentel y Téllez Girón nació en Madrid en 1752.  Era  Condesa-Duquesa de Benavente, y contrajo matrimonio con el IX Duque de Osuna, Pedro Téllez Girón. El matrimonio tuvo al menos diez hijos, cinco de los cuales fallecieron a poco de nacer. Contra la costumbre aristocrática de encargar la educación de los hijos a ayas e institutrices, ella misma quiso cuidar y educar a los suyos.
De corta estatura y no muy agraciada en lo físico, fue mujer de gran cultura, protectora de músicos, literatos y artistas, y realizó bastantes obras de caridad. Lady Holland dijo de ella que era «la mujer más distinguida de Madrid por sus talentos, mérito y gusto».

Los duques de Osuna. Goya.
Como buena ilustrada, la duquesa organizó tertulias literarias y artísticas, tanto en el Capricho como en su palacio de la Cuesta de la Vega, a las que asistían, además de Goya, Tomás de Iriarte, Ramón de la Cruz y Leandro Fernández de Moratín. Fue una de las primeras mujeres que ingresó, no sin oposición, en la Real Sociedad Económica Matritense.
Admiradora del pintor Francisco de Goya, le encargó una veintena de cuadros, entre ellos varias escenas de brujería, pues la duquesa tenían simpatía por las hechiceras y conocía bien el esoterismo y las ciencias ocultas. De hecho, el jardín del Capricho cuenta con algunas referencias esotéricas en su trazado y en sus construcciones.
Cuadro de Goya.

 

Otras de sus aficiones fueron los toros y los largos paseos a caballo por toda nuestra Comunidad. Pocas mujeres y pocos hombres montaban a caballo con la soltura con que ella lo hacía.
Su mejor legado es el parque del Capricho, una villa suburbana dieciochesca que constituye el más bello jardín de nuestra ciudad.
Josefa murió en Madrid a los 82 años de edad.