En este blog recordamos a personalidades que han pasado por Madrid; no solo a los que aquí han nacido, sino también a los que vivieron en algún momento de su vida, como es el caso de  Ángel Sanz Briz.
Este zaragozano ha pasado a la historia como «El ángel de Budapest».
A Briz, encargado de Negocios de España en Budapest en 1943 y 1944, se le atribuye haber salvado la vida a 5.200 judíos.
Horrorizado por el exterminio de los judíos en las cámaras de gas, facilitó salvoconductos a los judíos para que pudieran escapar de una muerte segura. para ello se valió de una ley española que permitía otorgar la nacionalidad hispana a los descendientes de los sefardíes. En realidad, solo 200 de los 5.200 judíos que salvó eran sefarditas.
Además, Briz colaboró con la red de ayuda a judíos que creó en Budapest el sueco Raoul Wallenberg y que se calcula que pudo salvar a más de 100.000 personas.
Angel Sanz Briz, Eduardo Propper de Callejón, José Ruiz Santaella y su esposa Carmen Schrader, Santiago Romero, Julio Palencia y José de Rojas…son algunos nombres de los diplomáticos españoles que contribuyeron a salvar a los judíos de la barbarie nazi.
La película «El Cónsul Perlasca», de Alberto Negrín, así como una mini-serie de Televisión Española llamada El ángel de Budapest homenajean al diplomático español, como también le recuerda una placa situada en la calle Velázquez, 93, en la casa madrileña donde vivió.