Este arquitecto, llamado Ricardo Velázquez Bosco, construyó cuatro de los edificios más bellos de Madrid:
El Palacio de Cristal, la Escuela de Minas, el Ministerio de Agricultura y el Palacio de Velázquez.
Además, fue profesor del gran arquitecto del Madrid elegante de principos del siglo XX: Antonio Palacios.
Pese a ello, ni se le estudia ni se le menciona en las actuales escuelas de arquitectura. 
Es más, hasta hace poco no tuvo mención alguna en el callejero madrileño. Eso sí, desde los años 90 tiene dedicada una glorieta en un descampado de Vicálvaro.
Palacio de Velázquez
Los palacios de Cristal y de Velázquez se crearon en el Parque del Retiro para las exposiciones internacionales de finales del XIX. Ricardo utilizó modernas estructuras de hierro para edificar ambos palacios.

La Escuela de Minas, en Rios Rosas, y el Ministerio de Agricultura (antes de Fomento) en Atocha son un regalo para la vista con una hábil combinación de ladrillo, piedra blanca, cerámica, y hierro, junto con esculturas realizadas por los mejores artistas del momento.

Sirva esta entrada como homenaje a un arquitecto que tuvo la osadía de buscar la belleza.
Va por usted, don Ricardo!