Uno de los comercios con mayor encanto de Madrid fue el que se estableció a mediados del siglo XIX en la calle de la Luna esquina a la calle San Roque.
La Chocolatería El Indio, junto a su vistosa portada, tenía un mobiliario exquisito a base de maderas nobles. Ni que decir tiene que sus productos eran de excelente calidad.
Pero la más espectacular de esta fábrica-tienda de chocolate era el molino de moler cacao, presidido por la talla en madera de un indígena.
Lamentablemente, “El Indio” cerró en 1994, pero por fortuna, el Museo del Traje recuperó el fantástico mobiliario de este comercio para disfrute de todos.
Hoy, el mobiliario de esta tienda se halla en una vitrina de este Museo del Traje.

Y en la imagen final, el poco presentable comercio que ocupa el lugar de aquella joya del comercio madrileño.
Las 3 fotos de la tienda El Indio son de la página del Museo del Traje.