El  soberbio edificio de la calle Almagro nº 42 es conocido como Casa Garay por ser este el apellido del aristócrata que lo mandó construir.
Garay, vasco de origen, encargó la edificación al arquitecto bilbaino Manuel María Smith e Ibarra.
En los años setenta pasó a ser Colegio de Ingenieros de Caminos y Puertos.
Destaca el original torreón achaflanado, los magníficos trabajos de carpintería, la galería  de arcos neorrenacentistas, y la laboriosa forja de la veleta y los balcones.
Fotos: C. Osorio.