En la segunda quincena de Noviembre, los árboles madrileños pintan  de amarillo los paseos del Retiro y de la Casa de Campo.
Foto  Álvaro Benítez.