Comparamos aquí una casa de mediados del siglo XIX y otra de mediados del XX.
Una de ellas responde perfectamente a la estética y la fisonomía del centro histórico. No hace falta decir cual. 
Una tiene balcones, otra simples ventanas.

Ventajas del balcón sobre la simple ventana:
1.- El balcón ilumina mejor.

2.-El balcón facilita una correcta ventilación.
3.-El balcón relaja: permite salir  un ratito y despejarse sin bajar a la calle.
4.-El balcón con sus fraileros (contraventanas) favorece una cierta climatización.

5.- El balcón sale ganando estéticamente, a la vista está.
Foto: C. Osorio.