En la calle de Toledo, casi llegando a la Puerta del mismo nombre, tenemos esta tasca centenaria que se abrió en los albores del siglo XX con el nombre de Casa Juan Bueno, y que desde los años ochenta se llama sencillamente “Los caracoles”. Caracoles a la madrileña es lo que ofrecen, y están muy sabrosones y algo picantes.

Los caracoles abundaban antaño en los huertos del Manzanares, y eran una tapa típica en el Madrid castizo. Hoy pocos bares los sirven, debido a su escasez y a lo trabajoso de su limpieza.

Otros platos típicos de esta taberna brillantemente pintada de rojo (color del vino) son los callos, los boquerones y la tortilla española.

Los Caracoles está en la calle Toledo, 106.