Del Diego es una de las coctelerías madrileñas con estilo propio y con tradición.
Sita en la calle de la Reina nº 12, la fundó Fernando del Diego en 1992.
Del Diego fue barman en el popular bar Chicote durante 29 años. Allí se curtió en el difícil oficio de escuchar con elegancia y discreción, porque yo siempre he pensado que el cliente habitual no va a una coctelería para ahogarse en un cóctel, sino para desahogarse con un cóctel.
En su etapa con Chicote, Fernando preparó cócteles a diversas estrellas del cine, como Ava Gardner o Gary Cooper. Un día vio al rey de los vaqueros, a John Wayne. Fernando se imaginaba que el más duro del Oeste se pediría un cóctel lleno de pólvora; pero Wayne se pidió un zumo de frutas. ¡Qué desilusión!
El local resulta acogedor, con un excelente aprovechamiento de los espacios, y con una soberbia decoración de influencia neoyorkina-años 40 realizada por Álvaro Soto y Javier Maroto. Particularmente logradas están las sillas con respaldo de madera semicircular.

El cóctel “Del Diego” lleva vodka, advocat, brandy de albaricoque y lima. Diversos cócteles están dedicados a la gente del cine como el “Viggo Mortensen” o el “Penélope Cruz”
Un sitio interesante, elegante sin artificios ni imposturas, relajado y con una categoría intemporal no exenta de pequeños detalles glamurosos: en la barra nunca falta un florero con flores frescas.
Del Diego. Calle Reina, 12. Madrid.