En el sótano de su restaurante de Zurbano nº 31, Sergi Arola tiene un bar de tapas cuyo nombre es “vermutería SOT”.
La decoración es agradable, aunque el ambiente es un tanto oscuro. Bonitas y cómodas sillas, y una barra que pese a su bonito diseño no parece muy adecuada para apoyar el codo y tomarse un vino a pie de mostrador.
Los camareros son amables y eficientes y bueno, a lo que vamos, las tapas merecen una inspección gastronómica en toda regla. Mi favorito: el bocadillo de calamares al revés: el panecillo está dentro de los aros de calamar. 
Las sardinas también me gustan. Las curiosas patatas bravas son muy sabrosas…
Y qué más: pues la coca de foie (qué gusto que le llamen coca, pues ese es el nombre en español de otro producto similar que en Italia se llama pizza),
el kebab con salsa de pepino y yogur, las alitas de pollo, el ceviche, el lovermut (anchoa y boquerón)… 
y los cócteles tienen su originalidad, explorando las posibilidades del vermut y otros bebedizos muy de aquí.

La ronda te puede salir por barba a unos 30 €.
En Zurbano nº 31 (en el finde conviene reservar)