Merece la pena esta comedia de enredo, muy característica del Siglo de Oro y sin embargo perfectamente moderna. Es un texto fluido, ágil, rimado, con un enredo divertido, original de Agustín Moreto. Moreto une lo aprendido de Calderón y Lope y resuelve la comedia con maestría.
Modernizar el vestuario no me parece imprescindible, habida cuenta del disfrute que supone contemplar los trajes de época. El elenco está bien elegido.
Los martes, hasta el 13 de Octubre, en el Teatro Infanta Isabel