En Madrid, a los sitios de buen comer se les llama “Casas de comidas“. Hay que recordar que la palabra “restaurante” es un galicismo, una palabra importada del francés. Lo propio en nuestra tierra es hablar de casas de comidas, figones, bodegones, asadores, merenderos, tabernas, mesones, fondas, tascas, etc.

Comer bien y barato y encima con buen trato, ese es el lema de las Casas de Comidas Populares.

La cocina española, cocina casera, sana y sabrosa, cocina de mercado, integrada en la dieta mediterránea, elaborada con cariño y con productos de nuestra tierra, con recetas ancestrales. ¿Alguien da más por menos?Aquí tienes una muestra de casas de comidas populares en el área central de Madrid. Una oportunidad para comer bien y barato en el centro madrileño.

EL JARDÍN: en c/ Calderón de la Barca, 8. “Por precio, calidad y cantidad, el jardín y nadie más” Así reza un cartelito en la puerta de esta casa de comidas de los años 60. Y es cierto. Domingo, el camarero, habla en verso.

EL BIERZO: en c/ Barbieri, 16, cocina casera y trato familiar. Abierto en 1971.

LA MONTAÑA: la casa original, creada en la posguerra, está en calle Rey Francisco, 28. Ofrecen buena cocina casera. Tienen una sucursal en Andrés Mellado nº 3.

LA SANABRESA: en Amor de Dios, 12. Desde los años sesenta ofreciendo buenos menús a buen precio.

CASA ADOLFO: en Bravo Murillo, 27. La antigua casa Monterrubio tiene por lema: “Como comer en casa, pero mejor” y es verdad.

TIENDA DE VINOS, “EL COMUNISTA” en la c/ Augusto Figueroa, 35. Desde hace cinco generaciones dando de comer los platos de toda la vida.

QUEVEDO: en c/ Quevedo, 7. Bullicioso restaurante con amplia carta de platos españoles de precio moderado.

ANAUR: en Gonzalo de Córdoba, 22. Amabilidad, abundancia y precios muy ajustados.

EL TURIA, en la calle Almansa, 26. El cocido madrileño más barato en compañía de los jubilados del barrio.

PEÑALAIRE, en la calle Embajadores, 21. Cocina casera con amplia carta. Pescados y mariscos a precios populares.

CASA FIDEL: en c/ Escorial, 6. Cocina casera con alguna innovación en Malasaña.

EL MIRADOR DE SAN ISIDRO. en C/ Toledo, 151, con especial atención a la casquería.

Las casas de comidas populares, un bien gastronómico que no está suficientemente valorado. En tiempos en que se confunde lo nuevo con lo bueno, en una época en que la cocina rápida está desplazando a la sana y sabrosa cocina popular tradicional, vale la pena apostar por lo nuestro.

Del libro: Tabernas y tapas en Madrid, escrito por Carlos Osorio. Ediciones La Librería.