Este árbol está considerado como uno de los más singulares de la ciudad de Madrid. Es un Olmo del Cáucaso, también llamado Zelkova. Está en el área central del Jardín Botánico. Tiene 200 años y mide 40 metros de altura.
Foto: C. Osorio