No lo he oído decir ni lo he leído en ninguna parte, pero cuando vi la portada de la Sagrada Familia de Gaudí, me pareció encontrar una ligera afinidad con la portada del antiguo Hospicio de Madrid, de Pedro de Ribera.

Sé que Gaudí estuvo en Madrid recaudando fondos para su gran proyecto de la Sagrada Familia de Barcelona, y que en cierta ocasión comentó que le atraía la obra de Pedro de Ribera.
No digo que haya una relación directa entre ambas obras, simplemente sugiero que ambos creadores tuvieron algunos sueños parecidos, en los que las formas orgánicas se dejaban caer como en una cascada que a la vez descendía y ascendía, y entre esas formas aparecían los seres humanos y los seres angélicos.
Es una hipótesis.