Te sugerimos las pastelerías madrileñas con fama de elaborar los mejores roscones de reyes de Madrid.
Pero antes, un poco de Historia: ¿De dónde viene la costumbre del roscón?
Viene de los romanos, que en estas fechas celebraban las fiestas Saturnalias, en honor del dios Saturno. En dichas fiestas se comía una rosca dulce que escondía en su interior un haba. Recordemos que el haba era un símbolo mágico asociado a la fertilidad de la tierra y al porvenir.
Aquel a quien le tocaba el haba se convertía en el rey de la fiesta y los demás le tenían que obedecer.
Algunos roscones siguen conteniendo un haba, aunque la mayoría llevan una figurita.
El roscón evoluciona incorporando masa fina, almendra picada y en algún caso frutas glaseadas. España y Francia se disputan su creación. Ciertas crónicas lo atribuyen a un pastelero de Luis XIV, húngaro según unos, español según otros, quien creó el gateau des rois (pastel de los reyes), que llevaba como sorpresa una moneda de oro.

El roscón auténtico tiene que llevar huevos y mantequilla. No pocos de los roscones que se venden carecen de estos ingredientes, y para que sepan a algo los atiborran de aromas y saborizantes artificiales, incluso les añaden nata montada (ojo, porque la nata ablanda el bollo)
El roscón es un bollo pensado para tomar junto con una bebida caliente: Chocolate, café, leche o té.

El roscón es uno de los dulces más vendidos en estas fechas en nuestras pastelerías tradicionales y algunos pasteleros comentan que sin la venta del roscón tendrían muy difícil su continuidad. 

En cuanto a los mejores roscones de nuestra ciudad, esta es mi lista de favoritos:
Pastelería La Marina, desde 1931 en la calle de Alberto Aguilera, 14.
La Marina encabeza la lista del mejor roscón de Madrid.
¿El secreto?: ingredientes de primera calidad, trabajo artesano de verdad, y los tres ingredientes que le dan al roscón un sabor natural: Muchas yemas de huevo, mucha mantequilla y mucha, mucha almendra picada de la mejor clase cubriendo el roscón.
El Riojano. Desde 1855 en c/ Mayor, 10.
Roscón elaborado con ingredientes naturales y frutas glaseadas escogidas
Casa Mira. Carrera de San Jerónimo, 30. Desde 1842.
Grandes expertos en dulces navideños.
Pastelerías Mallorca. c/ Serrano, 6 y sucursales.
Muy sabroso.
La Oriental Edelweiss. c/ Galileo, 93.
-Pastelería El Pozo. Desde 1830 en la calle del Pozo, 8.
Tienen larga experiencia, desde 1830. Colas en reyes.
Moulin Chocolat. c/ Alcalá, 77.
Roscón auténtico. Rico, rico.
Fonty. En Castelló, 12.
Esta pastelería francesa rinde homenaje al típico dulce francés, La galette des rois, precedente del roscón moderno en Europa. No tiene mucho que ver con el roscón habitual pero está de vicio.
La Miguiña. c/ Teruel, 26. 
Uno de los mejores.
La Duquesita. Desde 1914 en C/ Fernando VI, 2.
Hoy en manos de Oriol Balaguer. Solo de encargo.
Mama Framboise. c/ Fernando VI, 23. 
Roscones innovadores de encargo.
El Horno de San Onofre. c/ San Onofre, 3 y sucursales. Desde 1972.
Embassy. Paseo Castellana, 12.
La China. Pza. Beata María Ana de Jesús, 2. 
Viena La Creme. c/ Santa Brígida, 6. 
Quadra Panis. c/ Lepanto, 4.
Pastelería Venecia. Plaza de San Amaro, 1.